Una boda sin fotografos

Publicado en Bodas

decoracion bodas

Hace poco tuvimos la ocasión de escuchar el testimonio de una de nuestras novias, ella nos habló acerca de la sensación que tuvo en su propia boda. En su gran día, ella esperaba ver a todos sus invitados y sus reacciones cuando fuera de camino hacia el altar. Pero cuando se abrieron las puertas y ella empezó a caminar, su gran sorpresa fue que no pudo ver las caras de ninguno de ellos. Todo el mundo se escondía detrás de sus teléfonos móviles, cámaras y brillantes pantallas LCD para tomar fotos.

Por desgracia, este hecho no solo sucedió en esta boda. Como fotógrafos de bodas, nos encontramos esto en muchas ocasiones; invitados que están más preocupados por tratar de obtener una imagen aunque sea de mala calidad de la pareja; en vez de estar presentes disfrutando en primera persona de la celebración.

Tal vez los invitados piensen que hacen un favor a los novios al tomar un montón de fotografías durante el día. Muchas veces estos pueden pensar que de esta manera, los novios tendrán más fotos y desde ángulos diferentes. Pero, seamos realistas, las fotos con el móvil en iglesias oscuras rara vez son buenas.

Es bonito compartir momentos entre todos, pero la responsabilidad final de realizar las fotografías de la boda e inmortalizar ese día no es la de los invitados. Como fotógrafos de boda profesionales, nuestro equipo se encarga de estar junto a la pareja todo el día y obtener las mejores fotografías profesionales; solo un buen fotógrafo de bodas tiene la sensibilidad de saber captar los momentos más especiales. Por este motivo, los invitados tienen que estar disfrutando de la ceremonia y su única preocupación tiene que ser la de pasarlo bien.

De esta manera, cuando pase el tiempo y veáis estas fotografías, recordareis ese día único junto con vuestros familiares y amigos disfrutando,

 

Como no hay una boda igual que otra, hoy os queremos presentar a Tamara e Iñigo; conocedores de que todo esto podía ocurrir en su gran día, decidieron celebrar una boda “mobilfri” o lo que es lo mismo: una boda sin móviles.

Cuando hablamos con ellos nos dieron las razones por la que habían tomado esta decisión, nos dijeron lo siguiente:

“La razón principal por la que elegimos una “boda sin móviles” fue porque no queríamos que nadie estropeara las fotografías de nuestros fotógrafos profesionales contratados para la ocasión. Además, queríamos ver las caras de nuestros invitados, en vez de decenas de teléfonos móviles. También queríamos que nuestros invitados disfrutaran de la ceremonia real de la boda, en lugar de preocuparse por los móviles y cámaras.

Para comunicarlo lo escribimos en nuestro Facebook avisando a los invitados antes de la boda.

El tener una boda “mobilfri” nos llevó a un contacto mucho más estrecho entre nosotros y los invitados durante el día y, además, no hay imágenes “estropeadas”. En resumen, estamos muy contentos de haber elegido hacerlo de esta manera y se lo recomendamos a todas las parejas”.

Si vosotros también queréis celebrar vuestra boda sin móviles como lo hicieron Tamara e Iñigo aquí os dejamos con unas ideas de cómo hacerlo:

 

"Queridos invitados.

El deseo de los novios es que todos seamos 100% testigos junto a ellos de este día tan especial. Por ello les ruegan apaguen sus cámaras y teléfonos móviles y que no se tomen fotos durante la ceremonia.

Los novios han contratado a un fotógrafo profesional que estará con nosotros durante todo el día y que tendrá la oportunidad de obtener una copia de las fotos después de la boda.

Espero que todos respeten el deseo de la pareja y que no utilicen sus cámaras.

¡Gracias! "

 

Y vosotros ¿queréis una boda mobilfri?

Publicado por

Síguenos

Estudio

Miguel Villanueva 5 Piso 7 Pta 4
26001 Logroño (La Rioja)