El objetivo de las fotografías que hoy os mostramos es representan el esfuerzo, el mimo y la cuidada dedicación, elaborando vinos de Rioja durante 120 años.

Una trayectoria que comenzó en 1898 cuando Don Saturnino Daroca, un agricultor profundamente arraigado a su tierra natal, La Rioja, financio y planto las primeras vides en Sojuela y dio comienzo al origen de Bodegas Corral cuando posteriormente su hija se casó con Don Martín Corral, cuyo nombre y escudo de armas todavía guarda la bodega.

A lo largo del siglo siguiente, la bodega creció y se desarrolló sin perder nunca la identidad artesanal de sus vinos, a medida que aumentaba las demandas de producción una nueva bodega fue construida con todos los adelantos de la época en un espacio privilegiado, generoso y crecedero, aun hoy impresionan las galerías soterradas donde reposan los vinos en 5.000 barricas de roble americano y francés que renuevan cada seis años, escalonadamente, como también impresiona la altura catedralicia y la amplitud del botellero, que conserva 600.000 botellas en pulcros jaulones de madera mucho más tiempo del que marcan los mínimos de los cánones legales. y que, tras la reforma actual, se abre a la vista de los visitantes.

Los mismos que desde 1974 disfrutan de su ubicación actual, Navarrete ciudad de La Rioja que fue el hogar del Hospital de San Juan de Acre, un hospital de peregrinos estratégicamente ubicado donde se encuentran dos de las rutas del Camino de Santiago: el Camino del Norte y el Camino Francés. Fue aquí donde los peregrinos cansados se quedaron y compartieron sus conocimientos, contribuyendo a la cultura de vinificación local única de la zona.

Hoy todavía se pueden ver las ruinas del Hospital de San Juan de Acre en el tramo del Camino de Santiago que pasa por los preciosos viñedos de variedades blancas de Bodegas Corral. Quizás esta historia ayude a explicar por qué la bodega canaliza una comprensión profunda del arte de la vinificación, una reunión de las formas y el intercambio de experiencias, cultura y vida. Recorrer la bodega es un viaje por la historia de la enología, no solo de Rioja sino de este país. Algunos inventos del pasado simplemente se conservan, otros han cambiado de uso, como los ocho gigantescos depósitos de hormigón del exterior con capacidad para medio millón de litros de los que ahora solo uno está lleno, pero de agua para las labores. O los alicatados de la primitiva sala de elaboración donde antes de llegar los depósitos de acero y temperatura controlada el vino se enfriaba pasándolo con mangueras por los refrigeradores. Y ahí están, aunque solo para alguna guarda temporal.

Quizá así se elaboró aún la vendimia de 1978, botellas que Goyo, el factótum de la bodega, lacro cuidadosamente para colocar en preciosas cajas de madera. Vinos de 40 años que fueron el obsequio para los invitados de la fiesta del 120 aniversario. Una fiesta muy especial donde se dieron cita todo el equipo de la bodega con las personalidades de la zona y del sector del vino

Con esa estupenda excusa, las zonas sociales de la bodega se engalanaron a base de confortables sofás Chester y un comedor pulcro y luminoso previsto para reforzar su vocación de anfitriones y concretamente del enoturismo.

Pero lo cierto es que todas las presentaciones, festivas o no, están muy cuidadas. Y ahora estrenan vestido, etiquetas más sencillas que han conservado el regio estilo de la casa pero se adecuan al gusto actual.
Así salen ya vestidos el blanco Viura de siempre, aunque un punto más aromático y amable, que obtuvo la medalla de Oro otorgada por la Union Española de catadores (UEC) en los Pemios Baco para vinos de ultima añada Don Jacobo Viura 2017 un vino procedente de cepas de entre 40 y 60 años cultivadas en vaso en las laderas del Moncalvillo.

También merecen mención especial el resto de variedades viníferas cultivadas en Bodegas Corral seleccionadas por su excepcional aptitud para producir vinos de gran calidad: Tempranillo, Garnacha, Mazuelo y Graciano para los vinos tintos y Viura y Tempranillo Blanco una variedad que procede de una mutación genética natural a partir de un solo sarmiento de una cepa de Tempranillo Tinto, localizada en 1988 en un viñedo viejo de Murillo del Río Leza (La Rioja). para los vinos blancos de Don Jacobo.El novedoso Tempranillo Blanco, el joven rosado y los tintos Ecológico, Crianza, Reserva, y Gran Reserva, un lujo hecho de Tempranillo, con un punto de Garnacha y Graciano y 28 meses de barrica, que fue galardonado con el Gran Reserva Rioja Trophy como mejor gran reserva de Rioja, en el International Wine & Spirit Competition (IWSC)

Todos los tintos se crían en barrica, procedentes de 140 hectáreas, de las que el viñedo propio cubre solo un tercio de la elaboración anual. El resto viene de viticultores vecinos, pero se controla constantemente por el equipo de campo.

La joya de la corona es una viña que se adivina en la cumbre del cerro, sobre el pueblo, a 600 metros de altitud, bañada por el sol, barrida por el viento, de donde sale Altos de Corral Single Estate Reserva 2010 que recibió el Trofeo Rojo de España al mejor vino tinto español en la International Wine Challenge (IWC)

Son la imagen de Rioja, de su historia y de la actualidad, que cada verano desborda el patio de la bodega en una fiesta del vino con carpas de talleres artesanos, food trucks de bocados diversos, teatro, conciertos en la sala de barricas y, por supuesto, un permanente canto al vino. La cita es “Una parada en el Camino” y se celebra el fin de semana más próximo a la festividad de Santiago Apostol y que este año obtubo una nominación en la categoría de “Mejor actividad de turismo del vino” en los premios de Turismo del vino de Bilbao-Rioja,

Para obtener este reconocimiento desde la bodega cuidan todo a la perfección, mimando el viñedo, los procesos de elaboración del vino, el tipo de botella, la cápsula, la etiqueta, el estuche…. Ellos nos entregan su pequeña obra de arte creada para albergar sus vinos y esperan que nuestro trabajo esté a la altura de dicho esfuerzo.


Para dclickestudio es un absoluto placer poder fotografiar estos vinos cuidando cada detalle en pos de plasmar el excelente trabajo .
Solo nos queda dar las gracias a todo el equipo de Bodegas Corral por confiar en nosotros para llevar a cabo una obra de tanta importancia.