Freebooter es una marca tan grande como su historia.

Con motivo de conmemorar su reinado, el Jefe de la Compañía Azucarera de las Indias Occidentales Lord Bulsara quiso obsequiar a su Majestad La Reina con el mejor ron de su destilería familiar.

Se desconoce en qué punto del Mar Caribe la Hermandad de la Bahía interceptó el valioso cargamento, pero sí consta que esta Hermandad, compuesta sin excepción de infames y canallas bucaneros, deshonró vilmente el delicado ron de La Reina.

Los piratas marcaron sin demora las botellas con avidez de trapicheo. Colocaron la calavera insignia de la Hermandad de la Bahía, rebautizaron como Freebooter (filibustero) el ron de La Reina y se mofaron de su fechoría añadiendo la inscripción:

Seized from her Majesty’s Fleet. This bottle corresponds to the consignment of the Captain’s Booty. Much appreciation to Her Majesty for her largesse…

Conociendo su historia y esencia, nuestro objetivo fue claro.

Hay ocasiones en las que un producto es tan hermoso, que el mayor miedo que tiene un fotógrafo es no ser capaz de captarlo en su totalidad. En el caso de frebooter, los colores miel de la marca de ron y el cristal de la botella eran simplemente sublimes. Nuestra obligación era ser capaces de captarlos en una imagen.

Las pruebas de luz y ángulos fueron interminables. Teníamos que conseguir que toda la botella tuviese una iluminación uniforme y no perder la calidad que el producto lleva consigo.
Las horas que dedicamos son incontables, pero teníamos muy claro lo que queríamos dar a nuestro cliente desde el principio y no íbamos a conformarnos con menos.
Cuando lo conseguimos respiramos satisfechos, la belleza del producto estaba en nuestras imágenes.

Fue un placer trabajarlo y un placer entregarlo.